¿Sabes cual es el ADN de tu empresa?


Haca unos cinco años Merlín y yo fuimos a dar un curso de fundamentos de la Neurogastronomía Aplicada al equipo de lideres y gerentes de Arcos Dorados, eran como 30 personas si mal no recuerdo. Una de las cosas que más me sorprendió ese día fue que mientras le preguntábamos a cada uno de ellos quienes eran, cuánto tiempo tenían trabajando y cuál era su rol en la empresa, en su mayoría contestaron que tenían más de 8 años allí y no solo eso, si no que todos coincidían en sus responsabilidades, valores, hábitos y actitudes, todos eran una gran tribu.


Al salir de la formación, cuando lo conversaba con Merlín, nos cayó la locha, como decimos en Venezuela, nos dimos cuenta de nuestro aprendizaje del día, y aquí se los comparto:


Para que tu negocio sea exitoso y puedas cumplir con tus objetivos diarios, semanales, mensuales y anuales es importante que todos tus empleados remen en la misma dirección, estén alineados con tu misión y visión, y por sobre todo que todos compartan tus mismos valores. En definitiva, todos los integrantes de tu empresa deben ser una gran tribu que comparte un mismo ADN. Que, a pesar de tener diferencias, de que tus empleados roten y que nuevos lleguen, todos tienes que estar en capacidad de poder transmitir tu ADN tribal a cada uno de sus compañeros y ellos a su vez sentirse identificados contigo y con tu negocio.


Este concepto de ADN tribal se conoce como Cultura organizacional en las empresas más exitosas del mundo. Se traduce como el conjunto de normas y valores por las que se rigen en cada empresa. En la medida que cada integrante de tu equipo las interiorice y las haga consciente más oportunidades tendrás de que todos pasen a ser parte de tu tribu y se comprometan cada vez más con tus objetivos y ofrezcan el mejor servicio a tus clientes. Como ocurrió en la reunión con Arcos Dorados.


¿Cómo esta tu ADN tribal? ¿Sabes cuáles son tus valores? ¿Cuáles son los valores de tu marca y/o negocio? ¿Estas transmitiendo esto a tu equipo? ¿a tus clientes? Si respondiste no a alguna de estas preguntas es tiempo de sentarse y empezar a trabajar en tu tribu y asegurarse de que todos tengan el mismo ADN. Habla con nosotros para ayudarte.